Tipos-de-video-corporativo-cabecera

¿QUÉ TIPO DE VÍDEO CORPORATIVO ME CONVIENE EN CADA CASO?

El videomarketing como estrategia publicitaria es una herramienta efectiva, potente, rápida y cada vez más necesaria.

La elección del vídeo como canal de comunicación y promoción es acertada en la mayoría de los casos pero, como ocurre siempre en cualquier área, mal utilizada puede ser inútil, cuando no contraproducente.

Por ello conviene conocer el abanico de opciones que existen dentro del campo del vídeo corporativo, antes de diseñar nuestra estrategia. A continuación os dejo una descripción de los que para mí son los diferentes formatos de vídeo que podemos utilizar para llegar a nuestro cliente y reforzar nuestra imagen de marca.

Vídeo corporativo:

Es el producto que nos va a servir como carta de presentación ante el público. Es el vídeo que realizaremos para hablar de nuestra empresa, de su misión, su función, su responsabilidad social, etc.

En él mostraremos también el producto o servicio o aporta a la sociedad, así como del elemento que lo diferencie de su competencia. También daremos a conocer, si es necesario, las principales características de la empresa como ubicación, tamaño, público objetivo, soluciones que ofrece, etc.

Todo ello deberíamos hacerlo en tiempo comprendido entre 1 y 2 minutos como mucho. Este es el primer vídeo que toda empresa debería plantearse tener en Internet en sus redes sociales, así como en su página web o diferentes plataformas relacionadas con su actividad.

Spot publicitario:

Es el tipo de vídeo al que más acostumbrados estamos por su presencia habitual en la televisión. Es el más complejo porque en el menor tiempo posible (20-30 sg.) tenemos que captar la atención del público, despertar su interés y cautivarles a través de las emociones.

video-corporativo-camara-detalle

Aunque hay spots muy sencillos e ingeniosos, es habitual encontrar en este género grandes producciones de potentes presupuestos, con efectos especiales, diseños complejos, o la participación de actores, a menudo famosos.

En este formato, al coste de la producción del vídeo, también habrá que sumar el de difusión en los medios, habitualmente de varios miles de euros si se trata de televisión. Esa es una de las razones de su breve duración. En el caso de estar destinado a la tv, el contenido de estos spots suele diseñarse pensando también en la franja horaria en que se emitirán, la fecha o temporada o la tipología de programación en la que se ubicará. Por ejemplo, los anuncios de perfumes en fechas asociadas a consumo para regalo (San Valentín, Navidad, día de la madre…).

Vídeo promocional:

Muy relacionado con el anterior, este vídeo no mostrará el producto o servicio per sé que ofrece la empresa, sino unas determinadas condiciones de venta, como una oferta o promoción puntuales.

Tipos-de-video-corporativo-camara-reflex

Su destino suele ser Internet, tanto web como redes sociales, y normalmente están diseñados para generar una llamada a la acción del carácter más inmediato posible. Se trata de atraer al cliente de forma que tome la decisión en el mismo momento de ver el vídeo, para lo que se le ofrecen unas condiciones de venta que mejoran lo ordinario. Suelen durar en torno a un minuto, aunque en los casos en que su destino sea la televisión, se reducirá a no más de 30 segundos.

Vídeo testimonial:

Es un tipo de vídeo que se utiliza para confirmar, mediante testimonios de clientes, la idea a transmitir, normalmente la satisfacción por el producto o servicio recibidos a partir de casos reales.

Hay que diferenciarlo claramente del vídeo en el que pueden aparecer actores hablando de las bondades ofrecidas, como podría ser un spot publicitario. Se trata de transmitir honestidad hacia nuestro público.

La duración de este formato puede variar, dependiendo de su uso y destino final, entre 2 y 4 minutos, siendo interesante según su duración el añadir escenas de B-roll (imágenes que ilustre o acompañen lo que se está diciendo).

Vídeo demostrativo:

Cuando queremos dar a conocer el uso o el funcionamiento de un producto, o el procedimiento de un determinado servicio ofrecido, el vídeo demostrativo es la opción adecuada.

En él se muestran las características del producto en cuanto a su usabilidad, manejo, restricciones y resultados. Podrán aparecer actores enseñándonos cómo interactuar con él, o tal vez sea suficiente ayudarse mediante infografías, rótulos o animaciones. No conviene que supere los 3 minutos de duración. De ser necesario, es más práctico realizar varios vídeos, dedicados cada uno de ellos a una parte de la explicación.

Vídeo tutorial:

El vídeo tutorial tiene una evidente función didáctica, muestra para enseñar, para que el espectador aprenda unos contenidos determinados.

Dentro del entorno de una empresa, se utilizan a menudo para transmitir a los empleados instrucciones sobre un área específica de la empresa, por ejemplo normas o políticas internas o cambios en las mismas, pautas de actuación en caso de emergencia, etc.

También se utiliza este formato de vídeo para explicar a los clientes aspectos más complejos del uso de nuestros productos o nuestros servicios, como instrucciones de uso de máquinas, recetas de cocina, etc.

Es también uno de los formatos más utilizado por muchos youtubers (y usuarios de Vimeo), que han optado por la formación online como su línea de actividad en áreas como informática, gestión de empresa, fotografía, idiomas, y una gran variedad de temáticas más.

Son los vídeos de mayor duración que podremos permitirnos hacer dentro del entorno del vídeo corporativo, aunque no deberían pasar nunca de 10 minutos, por muy amenos o interesantes que consigamos realizarlos.

Tipos-de-video-corporativo-camara-profesional

Publireportaje:

El publireportaje utiliza el formato de noticiero para dar a conocer la puesta en marcha o la consolidación de una empresa, de un producto o de una iniciativa de interés para el público.

Podemos realizar un vídeo de este formato, o bien ponernos en contacto con un medio de comunicación para que sean ellos (si están interesados) los que lo realicen para incluirlo en su programación.

También son vídeos breves, que suelen oscilar entre 1 y 4 minutos.

Conclusiones:

Como puedes ver, nos encontraremos con diferentes necesidades comunicativas para llegar a nuestro cliente, y para cada una de ellas existe una solución a través del vídeo. A ti te corresponde, o a la productora que contrates, determinar cuál se adapta mejor a tu caso. Espero haberte ayudado, y si te invito a que compartas este artículo que me gustaría que pueda servir a cualquiera que esté pensando en utilizar el videomarketing como estrategia.

Deja un comentario